Mariah Carey realizó la presentación minutos antes del tradicional “Descenso de la Bola” de cristal en la plaza neoyorquina, a donde asistió alrededor de un millón de personas para celebrar la llegada del nuevo año.
La cantante estadounidense se mostró decepcionada este domingo por su actuación durante la noche de año nuevo en Times Square, que generó molestia especialmente por las fallas técnicas.

Este domingo Carey escribió en redes sociales, en un mensaje emotivo en el que expresó su decepción: “¡Tengan todos un feliz y saludable año nuevo! Aquí generando más titulares en 2017”.

La diva reconoció que durante su presentación ocurrieron numerosos problemas técnicos, especialmente un desajuste entre la banda y su voz. En el momento de interpretar la canción “Emotions”, ella misma pareció rendirse, al dejar de cantar y poner la mano en su cadera.

La presentación ha sido objeto de amplias burlas en las redes sociales, incluso ciertos internautas consideraron que el “2016 hizo su última víctima: la carrera de Mariah Carey”.

Deja un comentario